Art. 49.- Capital Social

49.1 Se fija un capital social mínimo de 27.045.- €, íntegramente suscrito y desembolsado.

49.2 El capital social estará constituido por las aportaciones obligatorias y voluntarias de los socios de servicios, de los socios colaboradores y, en su caso, de los socios de trabajo.

a) Las aportaciones obligatorias de los socios de servicios, de los socios colaboradores y de los socios de trabajo se consideran como aportaciones cuyo reembolso podrá ser rechazado incondicionalmente por el Consejo Rector.

b) Las aportaciones voluntarias de los socios de servicios, de los socios colaboradores y de los socios de trabajo se consideran como aportaciones con derecho a reembolso en caso de baja.

49.3 Las aportaciones al capital de los socios se acreditarán mediante títulos nominativos. Las de los socios colaboradores y, en su caso, las de los socios de trabajo, se acreditarán mediante títulos nominativos especiales. Todos los títulos tendrán un valor nominal de 60,10.-€ cada uno.

49.4 Las aportaciones al capital social de los socios colaboradores y de los socios de trabajo se contabilizarán separadamente.

49.5 Las aportaciones lo serán en la moneda en curso legal, pero lo pueden ser también en bienes o derechos con la forma y requisitos regulados por la Ley.

Art. 50.- Aportaciones obligatorias

50.1 La aportación obligatoria al capital social para adquirir la condición de socio de servicios se fija en novecientos un euro, con 52 céntimos de euros (901,52 €), que deberá ser desembolsada en su totalidad en el momento de la suscripción. En el momento de formalizar la suscripción, los socios de servicios deberán desembolsar por lo menos un 25% de su aportación obligatoria y el resto en el plazo máximo de un año.

50.2 La aportación obligatoria al capital social de los socios colaboradores se fija en trescientos euros (300.- €), que deberá ser desembolsada en su totalidad en el momento de la suscripción.

50.3 La aportación obligatoria al capital social de los socios de trabajo se establece en  novecientos un euro, con 52 céntimos de euros (901,52 €), que deberá ser desembolsada en su totalidad en el momento de la suscripción. En el momento de formalizar la suscripción, los socios de trabajo deberán desembolsar por lo menos un 25% de su aportación obligatoria y el resto en el plazo máximo cuatro años.

50.4 La asamblea, por mayoría de dos terceras partes de los votos sociales asistentes, podrá aprobar el incremento de las aportaciones obligatorias, fijando la cuantía, el plazo y las condiciones. Los socios que anteriormente hayan hecho aportaciones voluntarias pueden aplicarlas a atender las aportaciones obligatorias exigidas.

50.5 Los socios disconformes con la realización de la nueva aportación obligatoria al capital social pueden causar baja voluntaria justificada, siempre que hayan votado en contra y hayan hecho constar su oposición al acuerdo en el acta de la Asamblea correspondiente, o no hayan podido asistir a la Asamblea por causa justificada, y si lo piden dentro el plazo de un mes a contar a partir de la fecha de adopción del acuerdo. En este caso les es exigible hacer las nuevas aportaciones.

50.6 Las aportaciones obligatorias producirán los intereses que anualmente apruebe la Asamblea General, de acuerdo con los límites legales, y serán regularizadas anualmente de acuerdo con lo previsto por la Ley.

Las aportaciones obligatorias de los socios de servicios, los socios colaboradores y los socios de trabajo que hayan causado baja a la cooperativa y cuyo reembolso haya sido rechazado por el Consejo Rector percibirán los intereses devengados antes que el resto de aportaciones obligatorias.

50.7 Si la Asamblea General acuerda el devengo de intereses para las aportaciones obligatorias de los socios de servicios, los socios colaboradores y los socios de trabajo al capital social o si acuerda el reparto de retornos, las aportaciones previstas en el artículo 49.2 de los socios de servicios, los socios colaboradores y los socios de trabajo que hayan causado baja a la cooperativa y cuyo reembolso haya sido rechazado por el Consejo rector, tendrán preferencia para percibir la remuneración según lo que se establece en los artículos 50.6 y 58.3.

50.8 La cuantía de las aportaciones obligatorias de los nuevos socios no puede exceder de la efectuada por aquellos que ya lo son, con las correspondientes actualizaciones, aplicando el índice de precios al consumo, de conformidad con lo previsto por la Ley.

Art. 51.- Aportaciones voluntarias

51.1 La Asamblea General, por mayoría simple, puede aprobar la suscripción de aportaciones de capital, en forma voluntaria, por parte de los socios, siempre que se haga la suscripción en el plazo máximo de tres meses a partir de la fecha del acuerdo, y su desembolso en el momento de la suscripción.

51.2 Las aportaciones voluntarias al capital social podrán producir intereses, con los límites legales, siempre y cuando lo establezca  el acuerdo de emisión.

Art. 52.- Transmisión de las aportaciones.

Las aportaciones sólo se pueden transmitir:

a) Por actos entre vivos, entre socios, previo ofrecimiento de transmisión publicado en el tablón de anuncios del domicilio social con una antelación mínima de quince días y dando aviso al Consejo Rector en el plazo máximo de veinte días desde la fecha de la transmisión. El socio transmitente deberá conservar, como mínimo, la aportación obligatoria al capital social.

b) Por sucesión por causa de muerte, según previsto por la Ley.

Art. 53.- Prestaciones y financiación que no forman parte del capital social.

53.1 La Asamblea General podrá establecer cuotas de ingreso y periódicas, con los límites y condiciones que establece la ley. En caso alguno estas cuotas integrarán el capital social ni serán reintegrables. La cuantía de las cuotas para los nuevos socios no puede ser superior a las aportadas por los socios antiguos, a partir de la aprobación del establecimiento de las cuotas por la Asamblea General, actualizadas de acuerdo con el índice de precios de consumo.

53.2 Los pagos para la obtención de los servicios cooperativizados y, en general, las contraprestaciones derivadas de los mencionados servicios, no integran el capital social y estarán sujetos a las condiciones fijadas o contratadas con la sociedad Cooperativa.

53.3 La Asamblea General podrá acordar la admisión de financiación voluntaria de los socios, sea cual sea su modalidad jurídica y en el plazo y condiciones que se establezcan en el propio acuerdo. Esta financiación no integrará el capital social.

53.4 La Cooperativa, previo acuerdo de la Asamblea General, podrá emitir obligaciones, con los requisitos establecidos por la ley.

Art. 54.- Otras formas de financiación externa

La Asamblea General podrá acordar la emisión de títulos participativos de conformidad con aquello establecido en la legislación vigente y con las condiciones que establezca el acuerdo de emisión.

Art. 55.- La Sección de Crédito

55.1 La Asamblea General podrá constituir una Sección de Crédito de la Cooperativa, con los límites, requisitos y formalidades legales.

55.2 Las normas de funcionamiento de la sección de crédito serán establecidas por la Asamblea General, mediante la aprobación de un Reglamento específico.

Art. 56.- Ejercicio económico y contabilidad

56.1 El ejercicio económico coincide con el año natural.

56.2 Para cada ejercicio se confecciona el inventario, el balance, la cuenta de resultados y la memoria.

56.3 El balance y la cuenta de resultados deben reflejar con claridad y exactitud la situación patrimonial de la Cooperativa y los excesos de percepción que haya habido durante el ejercicio o la pérdida sufrida.

56.4 Las partidas del balance se valoran de acuerdo con criterios objetivos que garanticen los intereses de terceros y siguiendo los principios que exigen una gestión económica de la Cooperativa ordenada y prudente. Se debe mantener una continuidad en los criterios de valoración, que no podan ser cambiados sin causa razonada.

56.5 Las cuentas anuales, junto con el informe de la intervención de cuentas se depositarán al Registro de Cooperativas, dentro los dos meses siguientes a la fecha en que hayan sido aprobados por la Asamblea General.

Art. 57.- Determinación de los resultados del ejercicio económico

57.1 El balance de las cooperativas puede ser regularizado en los mismos términos y con los mismos beneficios que se establezcan para las sociedades mercantiles.

57.2 La determinación de los resultados del ejercicio económico se debe hacer de acuerdo con la normativa general contable, teniendo en cuenta que se consideran deducciones específicas para fijar  el excedente limpio del ejercicio económico las siguientes:

a)  El importe de los bienes entregados por los socios para la gestión y el funcionamiento de la Cooperativa.

b)  El importe de los anticipos laborales de los socios de trabajo.

c) Los intereses que se deben a los socios por sus aportaciones al capital social.

57.3 Para determinar los resultados extracooperativos, se deben imputar a los ingresos derivados de estas operaciones, además de los gastos específicos necesarios para obtenerlos, la parte que, según criterios de imputación fundamentados, corresponda a los gastos generales de la Cooperativa.

Art. 58.- Aplicación de los excedentes

58.1 De los excedentes contabilizados por la determinación del resultado cooperativo, una vez deducidas las pérdidas de cualquier naturaleza de ejercicios anteriores, y antes de la consideración del impuesto de sociedades, se deben destinar, al menos, los porcentajes siguientes

a) A todos los efectos, el 30%, al fondo de reserva obligatorio, y el 10%, al fondo de educación y promoción cooperativas.

b) El 50% de los excedentes procedentes de la regularización de balances, al fondo de reserva obligatorio.

c) El 100% de los excedentes procedentes de las plusvalías obtenidas por la alienación de los elementos del inmovilizado material o inmaterial, al fondo de reserva obligatorio.

58.2 De los beneficios extracooperativos, una vez deducidas las pérdidas de cualquier naturaleza de ejercicios anteriores y antes de la consideración del impuesto sobre sociedades, se debe destinar, al menos, un 50% al fondo de reserva obligatorio.

58.3 Los excedentes cooperativos y los beneficios extracooperativos disponibles, una vez satisfechos los impuestos exigibles, se deben aplicar, de conformidad con lo que acuerde la Asamblea General ordinaria, de la manera siguiente:

a) Al retorno cooperativo de los socios, en función de la actividad cooperativizada que realice cada socio o socia. El retorno cooperativo correspondiente a cada socio o socia se puede incorporar a su aportación al capital social, con el incremento correspondiente a la parte de cada cual, o se puede satisfacer directamente tras la aprobación del balance del ejercicio. La Asamblea General puede autorizar el pago de retornos cooperativos por anticipado, a propuesta del Consejo Rector y con el informe favorable previo de la intervención de cuentas o, si procede, de la auditoría.

Los socios que hayan causado baja a la cooperativa y el reembolso de cuyas aportaciones obligatorias haya sido rechazado por el Consejo rector percibirán el retorno cooperativo antes que el resto de socios.

b) Al retorno cooperativo de los socios y socias de trabajo, en función de la actividad cooperativizada computada sobre la jornada de trabajo realizada durante el ejercicio, siempre que el porcentaje de los excedentes antes de impuestos sobre los ingresos supere el porcentaje de la remuneración de las aportaciones voluntarias de socios y socios colaboradores a tres años. El volumen total destinado al retorno cooperativo de los socios de trabajo será, como máximo, igual que el destinado al fondo de educación y promoción cooperativas. El volumen individual destinado a cada socio de trabajo no podrá superar el 4% del total de los beneficios antes de impuestos. El retorno cooperativo correspondiente a cada socio o socia se puede incorporar a su aportación al capital social, con el incremento correspondiente a la parte de cada uno, o se puede satisfacer directamente después de la aprobación del balance del ejercicio. La Asamblea General puede autorizar el pago de retornos cooperativos por anticipado, a propuesta del Consejo Rector y con el informe favorable previo de la intervención de cuentas o, si es preciso, de la auditoría.

Los socios y socias de trabajo que hayan causado baja a la cooperativa y el reembolso de cuyas aportaciones obligatorias haya sido rechazado por el Consejo rector percibirán el retorno cooperativo antes que el resto de socios y socias de trabajo.

c) A dotación a un fondo de reserva voluntario, con carácter irrepartible o repartible, según acuerde la Asamblea General que apruebe la dotación a dicho fondo, a propuesta del Consejo Rector.

d) La Cooperativa, por acuerdo de la Asamblea General ordinaria, previa propuesta del Consejo Rector, aplicará la parte del resultado de la regularización del balance que no se haya destinado al fondo de reserva obligatorio, en un ejercicio, a la actualización del valor de las aportaciones al capital social de los socios o al incremento de los fondos de reserva, obligatorios o voluntarios, en la proporción que se estime conveniente, respetando las limitaciones que, en relación a la disponibilidad, establezca la normativa reguladora sobre actualización de balances. Aun así, cuando la Cooperativa tenga pérdidas por compensar, este resultado se debe aplicar, en primer lugar, a compensarlas, de acuerdo con el régimen legal de imputación de pérdidas.

Art. 59.- Imputación de las pérdidas

59.1 Por decisión de la Asamblea las pérdidas se pueden imputar a una cuenta especial, para amortizarlas, con cargo a futuros resultados positivos, dentro el plazo máximo que permita la Ley.

59.2 Para la imputación de las pérdidas, cooperativas o extracooperativas, la Cooperativa se debe regir por los criterios siguientes:

a) Hasta el 50% de las pérdidas se pueden imputar al fondo de reserva obligatorio. Si para la imputación de pérdidas se ha utilizado, totalmente o parcialmente, el fondo de reserva obligatorio, no se deben aplicar, imputar o repartir los regresos cooperativos u otros resultados positivos repartibles hasta que este fondo haya recuperado la cuantía de antes de haberlo utilizado.

b) Todas las pérdidas se pueden imputar a los fondos de reserva voluntarios.

c) La cantidad no compensada con los fondos obligatorios y voluntarios se imputa a los socios en proporción a las operaciones, los servicios o las actividades realizados por cada uno de estos con la Cooperativa. Si estos servicios u operaciones realizados fueran inferiores a los que, como mínimo, está obligado a realizar cada socio o socia, la imputación de las pérdidas mencionadas se debe hacer proporcionalmente a  la actividad cooperativizada mínima obligatoria. Para los socios y socias de trabajo se aplicará el mismo criterio establecido en la aplicación del retorno cooperativo (art. 58.3, b) y en función de la actividad cooperativizada computada sobre la jornada de trabajo.

59.3 Las pérdidas imputadas a cada socio o socia se deben satisfacer directamente, mediante deducciones en las aportaciones al capital social.

59.4 Las pérdidas que, una vez pasado el plazo previsto al párrafo anterior, queden sin compensar deben ser satisfechas directamente por el socio o socia en el plazo de un mes hasta el límite de sus aportaciones a capital, si no es que se insta la quiebra de la Cooperativa o se acuerda el incremento de aportaciones sociales.

Art. 60.- Fondo de reserva obligatorio

60.1 El fondo de reserva obligatorio es irrepartible entre los socios, y tiene la finalidad de consolidar económicamente la sociedad.

60.2 El fondo de reserva obligatorio está constituido por:

a) El porcentaje sobre los excedentes limpios de cada ejercicio previsto en los presentes estatutos sociales, de acuerdo con la ley.

b) Los beneficios extracooperativos.

c) Las deducciones sobre las aportaciones obligatorias en caso de baja del socio.

d) Las cuotas de ingreso y las periódicas.

e) El correspondiente porcentaje sobre el resultado de la regularización del balance, de acuerdo con la legislación vigente.

Art. 61.- Fondo de educación y promoción cooperativas

61.1 El fondo de educación y promoción cooperativa se destina a:

a) La formación de los socios de trabajo y de los trabajadores en los principios y las técnicas cooperativos, empresariales, económicos y profesionales.

b) La promoción de las relaciones intercooperativas y la difusión del cooperativismo.

c)  La atención a objetivos de incidencia social y de lucha contra la exclusión social.

d) El pago de las cuotas de la federación a la cual pertenezca, en su caso, la Cooperativa.

61.2 La dotación del fondo de educación y promoción cooperativas, previo acuerdo de la Asamblea General al respeto, puede ser aportada bajo cualquier título, totalmente o parcialmente, a una federación de cooperativas, a cooperativas de segundo grado y a entidades públicas o privadas que tengan por objeto la realización de fines propios de esta reserva.

61.4 El fondo de educación y promoción cooperativas, que es irrepartible entre los socios y es inembargable, se constituye con:

a) Los porcentajes sobre los excedentes cooperativos y los beneficios extracooperativos.

b) Las sanciones de carácter económico que por vía disciplinaria la Cooperativa imponga a los socios.

c) Las subvenciones, las donaciones y toda clase de ayuda recibida de los socios o de terceras personas para el cumplimiento de los fines propios de este fondo.

60.5 La Asamblea General establecerá las líneas básicas de aplicación del fondo de educación y promoción cooperativas, las dotaciones del cual deben figurar en el pasivo del balance separadamente de otras partidas.